24 de octubre de 2011

Muy Dulce (II)

Después de proponeros hace un par de semanas las mesas de postres como opción decorativa y complemento a la recena o resopón, hoy queremos hablaros de las tartas nupciales.

Un elemento que siempre ha tenido un importante protagonismo en cualquier boda, y que en la actualidad está totalmente pasado de moda en nuestro país. Ese momento del corte de la tarta por parte de los novios ha pasado a la historia, y ésta ha sido sustituida por postres más elaborados y servidos en porciones individuales para cada invitado.


Imágenes vía Fuentepizarro

A pesar de ello, siempre podemos renovar las tradiciones y apostar por la tarta de boda de una manera diferente, utilizándola además como elemento decorativo.

Y es que hay tartas de boda que son verdaderas obras de arte, y si la customizamos para que vaya acorde al estilo que hemos elegido para el evento puede ser -además de un postre riquísimo- un elemento que dé personalidad y elegancia al enlace.

Aquí tenéis algunos ejemplos de lo bonitas y diferentes que pueden ser las tartas nupciales, que en USA siguen teniendo un lugar protagonista en la mayoría de bodas.


Imágenes vía Ruffled y One Stylish Bride.

En Something Blue, Wedding Planner Madrid creemos que en algunos tipos de boda puede quedar perfecta una tarta nupcial, y os asesoraremos en cada caso para que en éste, y en todos los aspectos de vuestro enlace, podáis tomar las mejores decisiones para que la organización de la boda sea un éxito que vosotros disfrutéis sin haber tenido que dedicar vuestro tiempo libre a pensar en cada detalle.

Vosotr@s qué pensáis, ¿tarta nupcial sí o no?

1 comentario:

¡Gracias por tu opinión!