20 de diciembre de 2012

Boda Something Blue: 13 de Octubre de 2012 (II)

Esta semana está siendo muy especial en el blog de Something Blue, y es que por cuarto día consecutivo vamos a seguir compartiendo con vosotros el resultado de nuestro trabajo en este 2012.

Las imágenes de esta entrada, al igual que en la de ayer, son de In&Out Fotografía; que se encargó de realizar el reportaje de esta boda, ¡y el resultado no puede ser mejor!

En la capilla donde se celebró la ceremonia religiosa no pusimos decoración, ya que era preciosa por sí sola y los novios prefirieron destinar el presupuesto para extras a otros conceptos en los que luciría más.


A la salida de la iglesia les recibimos con una lluvia de pétalos -que también se encargó Masshiro de proporcionarnos- y que hicieron de su primera aparición como recién casados un momento muy especial.


Después del enlace, los novios hicieron un amplio reportaje de fotos por el colegio donde se casaron, y por otras zonas del Monasterio De El Escorial; y aunque a veces parece un poco pesado dedicar una hora el día de tu boda a la sesión fotográfica, hay veces (como en este caso) en que viendo el resultado no puede merecer más la pena.







Posteriormente los invitados se dirigieron al Museo Del Traje, donde se ofreció primero el cocktail (combinando el jardín exterior con una sala interior acristalada); y después la cena y barra libre.

A la entrada colocamos un cartel (podéis verlo aquí) con los nombre de los novios, dando la bienvenida a los invitados. Y por el césped distribuimos más de 30 velas en fanal esféricas que ambientaban la zona exterior del cocktail.


El salón donde se celebró la cena es moderno y sobrio, por lo que elegimos una mantelería negra con cubre-mantel en color blanco; y unos centros de mesa minimalistas en color rojo, que daban un toque de color pero iban totalmente acordes con la decoración del espacio.


El protocolo de mesas fue una de las cosas más originales de esta boda, y es que al novio se le ocurrió utilizar imágenes de humanos con cabeza de animal, y él mismo le puso nombre a cada mesa inspirándose en cada imagen y en los invitados que iban a estar sentados en cada una de ellas (la de los novios de llamaba "Los Amantes").



Para la barra libre montamos una mesa de dulces, en la que además de chucherías había galletas y donuts (que compramos ese mismo día en Dunkin Donuts y quedaron genial, aunque en las fotos aún no estaban colocados).


Además, colocamos una mesa en la que había tabaco, puros y whisky. Todo ello señalizado en pizarras con el borde rojo (siguiendo la línea del color de los centros de mesa). 

También alquilamos un carrito de perritos calientes como sustituto a la tradicional recena, y fue un éxito ya que a ciertas horas de la noche apetece mucho este tipo de comida. Además, el carrito era monísimo y quedó fenomenal en el salón del baile.


Y por supuesto no faltó el photobooth, del que se encargó la empresa de fotografía (In&Out) que cubrió la boda y que, como siempre, fue un elemento súper divertido para todos los invitados.


Pues hasta aquí llega esta Boda Something Blue, esperamos que os haya gustado tanto como hemos disfrutado nosotros organizándola. Solo nos queda desear a Clara y Andrés toda la felicidad del mundo en esta nueva etapa de su relación, y agradecerles que dejaran en nuestras manos los preparativos de uno de los días más importantes de sus vidas.


Y como estamos deseando organizar más bodas en 2013, os animamos a que os pongáis en contacto con nosotros para pedirnos información sobre nuestros servicios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu opinión!