22 de septiembre de 2014

Boda Something Blue: 24 de Mayo de 2014

Llevo una temporada de no parar, con el blog un poquito abandonado, pero pensando ya en que dentro de un mes retomaremos la actividad habitual cuando terminemos la temporada de bodas en Something Blue, que nos tiene muy pero que muy atareadas :)

A pesar del jaleo en el que estoy inmersa, hoy ha sido un día muy especial y me ha faltado tiempo para entrar aquí y lanzarme a escribir uno de los posts más bonitos que he publicado hasta la fecha. Y es que, aunque cada boda que organizamos tiene algo que hace que la recuerde con cariño, el enlace de Santos & Stuart ha sido uno de los más emotivos que he vivido este año. Un día realmente inolvidable en el que ellos y sus invitados disfrutaron muchísimo; pero también las personas que estábamos trabajando nos contagiamos de su felicidad, del ambiente de celebración y alegría que se respiraba en cada rincón de la finca La Muñoza, y del amor que se profesa esta pareja. Su ceremonia fue realmente emocionante y bonita, de las que me hacen reafirmarme en que dedicarme a organizar bodas es la mejor profesión del mundo, ya que me permite vivir momentos que hacen que todo el trabajo que hay detrás merezca (y mucho) la pena.

Estos novios nos contactaron un año antes de su gran día, residen fuera de España y necesitaban un wedding planner en Madrid que se ocupara de principio a fin de los preparativos de su boda. Además de planificar y diseñar la decoración de su boda, gestionamos el alojamiento y transporte de sus invitados, organizamos para ellos un welcome drink el viernes anterior a su enlace (en el Hotel Me Madrid), y un último evento de despedida de los asistentes a la boda (venidos de todas partes del mundo) el domingo por la tarde en el Restaurante Meating.



Las fotografías de su boda (y las dos imágenes de la espectacular terraza del Me Madrid) son un extraordinario trabajo de Luana Fischer, una gran fotógrafa que me sigue sorprendiendo en cada boda que hace, y que en este caso ha sabido captar la belleza del día, de los novios (que no podían estar más guapos y elegantes), y sobre todo: el ambiente que había en esta boda, esa sensación que yo pude experimentar el 24 de mayo y que he revivido hoy viendo las fotos, que transmiten lo que pensé aquel día: la felicidad y el amor sin duda es esto.

De verdad que no tengo más que palabras de agradecimiento para Santos & Stuart, que no solo han sido unos clientes excepcionales y me han tratado con muchísimo cariño durante los meses de trabajo en su boda, sino que además me han autorizado a publicar en el blog estas imágenes que tanta ilusión me hace poder compartir con vosotros. Gracias de corazón.






























 





Termino la entrada con mi fotografía favorita de esta boda, y dando las gracias de nuevo a Santos & Stuart por su confianza, y por ser dos personas maravillosas que puedo decir que he tenido la suerte de conocer.


Todas las imágenes de este post están realizadas por Luana Fischer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu opinión!